Construcción, Inmobiliaria
21 enero, 2020
Blockchain aplicado al sector constructor-inmobiliario

Los avances en la informática y el mundo digital continúan evolucionando de una forma exponencial, como lo han hecho durante las últimas décadas. Esta permanente mejora ha generado nuevas formas de gestión que se basan en algoritmos digitales, y trascienden el ámbito informático, para influir en muchos otros campos. El último impacto revolucionario de estas tecnologías digitales sobre el sector inmobiliario y el sector de la construcción es el Blockchain.

 

El Blockchain es conocido por ser la tecnología que permite la existencia de las criptomonedas o monedas digitales. Su gran innovación consiste en la encriptación de información en una cadena de bloques eliminando intermediarios. La primera aplicación de esta tecnología fue monetaria, pero poco a poco su uso se está implementando en diversos sectores, modificando los procesos y las formas de gestión.
La tecnología Blockchain permite generar redes de usuarios -también llamados nodos- interconectados entre sí, que se conectan a su vez con otras redes. Esta conexión se produce entre iguales, es decir, sin jerarquías, por eso se les llama redes peer to peer (p2p). Lo que esto provoca es un sistema de ordenadores en el que todos interactúan simultáneamente como cliente y como servidor respecto al resto de nodos de la red en cuestión.

 

Esta red es una enorme base de datos en la práctica, cuya propiedad no puede ser monopolizada, porque está generada por todos los participantes. En la red quedan registrados todos los intercambios de información que se producen, con la particularidad de que la información no puede ser alterada ni modificada, únicamente se pueden añadir nuevos registros. De este modo el propio sistema supone una estructura que garantiza la fiabilidad de la información, haciendo innecesario el uso de intermediarios como los notarios, ya que el sistema certifica cada una de las transacciones.
Veamos cómo el Blockchain se está introduciendo en los sectores inmobiliario y la construcción, y cuál es su potencial de transformación y mejora.

 

Sector Inmobiliario

 

El Blockchain aporta transparencia y evita la necesidad de intermediarios, estas cualidades en el sector inmobiliario abren la puerta a nuevas formas de financiación sin la necesidad de implicar a los agentes tradicionales de la economía, mediante el crowdfunding o nuevas fórmulas de inversión digital, por ejemplo.

 

Otra de las aplicaciones en las que el Blockchain tendrá mucho impacto será en los contratos. De hecho, los contratos con esta tecnología ya han sido bautizados como smart contracts. La fijación de los parámetros de los contratos adquirirá una nueva dimensión mediante esta tecnología: las cláusulas, penalizaciones, y las responsabilidades sobre el cumplimiento de los contratos estarán fijadas por medio de la programación. Esto implica que la liberación de restricciones se realizará automáticamente solo cuando se haya cumplido con el contrato. Esta tecnología modificará no sólo la parte técnica, sino que tendrá también un impacto cultural en la filosofía de trabajo y el modo en el que se opera habitualmente en la entrega de materiales, el pago de los importes, o el desempeño de un servicio.


Quizás te puede interesar:


 

Blockchain en la construcción de viviendas y la industria 4.0

 

La tecnología Blockchain abre la puerta hacia la industria 4.0, también llamada cuarta revolución industrial, que prevé su desarrollo durante la segunda década de este siglo. La industria 4.0 se fundamenta en el uso de las nuevas tecnologías, la inteligencia artificial, la digitalización de los procesos, el uso del big data, y los algoritmos para el desarrollo y la mejora de los procesos industriales.
El sector de la construcción será sin duda uno de los principales precursores de la industria 4.0, como ya está demostrando. La aplicación de la tecnología Blockchain permitirá gestionar de manera unificada toda la información de las construcciones, haciéndola recuperable para el futuro mantenimiento de las edificaciones, y garantizando la trazabilidad de todos los materiales empleados.
Además, esta tecnología es el complemento perfecto para sistema BIM, ya que elimina el riesgo de conflicto y contradicciones en la información de los diversos participantes en el proceso de modelado, y al mismo tiempo permite agregar con todas las garantías nuevas capas de información sobre el control de calidad de los materiales, su trazabilidad, disposición, etc.
El Blockchain aplicado a la construcción también puede mejorar la eficiencia de la contratación, mediante un proceso automático que gestione las asignaciones de los trabajos a las diferentes partes.

 

La revolución digital sigue su camino, las aplicaciones en la construcción y la industria 4.0 del Blockchain, como la comprobación del historial crediticio de los proveedores, la trazabilidad de los materiales, y las nuevas formas de inversión y contratación, son solo la punta del iceberg de las mejoras que nos esperan en un futuro próximo.