Grupo Avintia, Industrial
23 octubre, 2020
Ojalá recordemos 2020, también, como el año que abordamos la digitalización

Mucho se ha hablado de cómo la pandemia nos ha empujado al universo online. Sin duda, los acontecimientos vividos en estos últimos meses han puesto de manifiesto lo necesario y ventajoso de la digitalización, sacando a la luz también en numerosas ocasiones las múltiples carencias en este sentido, tanto por parte de los profesionales como de las empresas y las administraciones públicas.

 

Mientras esperamos la vacuna que nos permita cerrar esta etapa y cuando las economías mundiales empiezan a comprobar los estragos causados por el coronavirus -el PIB de España sufrió una caída del 18,5% en el segundo trimestre, un desplome histórico, y el FMI pronostica una caída del 12,8% para España en 2020-, en el sector empresarial debemos centrar nuestros esfuerzos en lograr la recuperación y ésta pasa, sin duda, por la digitalización. La pandemia ha evidenciado la importancia de la conectividad; así como de las competencias digitales para la economía, la sociedad y, por supuesto, para las empresas. No lo olvidemos.

En verano, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció un plan de 140.000 M€ para la digitalización en cinco años y apostó, durante la presentación de la agenda España Digital 2025, por la digitalización del modelo productivo de España. Parece evidente que nos esperan unos meses, años quizá, de reinvención, de centrar esfuerzos en materializar de una vez por todas la transformación digital. Muy especialmente en sectores estratégicos como la construcción, en el que la digitalización continúa siendo una asignatura pendiente. Ahora más que nunca, necesitamos un sector constructor fuerte, innovador, competitivo y productivo. La transformación digital es el camino para conseguirlo.

Sigue leyendo la columna completa de Juan Jesús Gonzáles, Director General de Planificación y Organización Corporativa en Alimarket.