Grupo Avintia
16 diciembre, 2019
«Se tarda años en construir una buena reputación y unos minutos en arruinarla»

«Se tarda años en construir una buena reputación y unos minutos en arruinarla»

El Compliance permite a las empresas establecer una serie de normas cuyo cumplimiento se convierte en un escaparate de transparencia, algo de lo que sabe mucho Bárbara Pérez-Ferreiroa, responsable de Compliance del Grupo Avintia.

 

Establece políticas y procedimientos que garantizan que una empresa, de arriba abajo, cumpla una serie de normas para su mejor funcionamiento. Eso es básicamente el Compliance. Por ello también se le conoce como Cumplimiento Normativo, que al final no debería ser más que gestionar con orden que una empresa cumpla con sus obligaciones.

Cuando una firma confía en el Compliance se marca un conjunto de buenas prácticas como referencia para identificar los riesgos operativos y legales, y así establece pautas de prevención, gestión, control y reacción.

De esas normas, unas son de obligado cumplimiento, las legales; y otras voluntarias. Y ahí hay empresas que van más lejos, como es el caso del Grupo Avintia, una de las firmas industriales más activas en el sector constructor-inmobiliario, que además de ofrecer soluciones constructivas y de gestión de servicios inmobiliarios, aporta igualmente soluciones el ámbito energético.

Bárbara Pérez-Ferreiroa es la responsable del Compliance de Grupo Avintia, algo que ha convertido en su trabajo porque le apasiona, y se le nota: «Yo estoy metida en esto por vocación total».

Sigue leyendo el artículo completo en PÚBLICO.


Quizás te puede interesar: