VOLVER
Grupo Avintia
31 octubre, 2019
La revolución digital del ladrillo: cuando controlas la obra desde tu móvil

Sigue leyendo el artículo completo en El Confidencial

El futuro llama a la puerta del sector de la construcción. La transformación digital está revolucionando muchos sectores y ha llegado también a uno de los más tradicionales. Esto supone toda una revolución, tanto en los procesos de planificación y gestión de cada obra con la digitalización y automatización de sistemas como en los procesos de comercialización y posventa, pasando por la ejecución del proyecto constructor-inmobiliario.

 

Esta combinación de la automatización a través de las nuevas tecnologías disponibles y el intercambio de datos para mejorar la eficiencia de los procesos productivos y de gestión, el servicio al cliente y reducción de costes asociada, es lo que se conoce como la Industria 4.0.

Un ejemplo de cómo esa oleada de nuevas tecnologías empieza a invadir el proceso de construcción es Grupo Avintia. Desde sus orígenes, que coincidieron con el pinchazo de la burbuja inmobiliaria, se volcó en el uso de la tecnología para capear el temporal. Hace un lustro, comenzó la digitalización con la incorporación de herramientas de ‘big data’, ‘cloud computing’, ‘data analytics’ o el internet de las cosas, y hoy está en plena industrialización de la obra —también conocida como construcción ‘offsite’ (OS) o fuera del solar—, que permite planificar, diseñar, fabricar y ensamblar viviendas fuera de su localización final. Todo esto, unido al uso del ‘software’ de construcción avanzada conocido como BIM (Building Information Modeling), contribuirá a que la constructora tenga el 80% de los procesos completamente digitalizados en dos años. Una cota con la que mejorará, apuntan, en un 63% la productividad.

Para conocer su opinión sobre qué momento vive el sector, El Confidencial ha reunido en una mesa a Juan Jesús González, director general de Planificación y Organización Corporativa de Grupo Avintia, y a dos directores de su equipo: Roberto García, director de Planificación y Control de Gestión, y Lorena García, directora de la PMO (Oficina de Gestión de Proyectos). “La constructora que no se digitalice no va a sobrevivir, y quien no haya comenzado ya esta transformación tendrá muy difícil seguir operando en el mercado”, asevera Juan Jesús González. Y no anda desencaminado. Según un informe de PwC, dos de cada tres empresas industriales del país se están quedando atrás en el proceso de digitalización.

“Nosotros estamos en la segunda fase de la transformación digital de la constructora, consistente en digitalizar e industrializar la obra”, señala el director general de Planificación y Organización Corporativa. «En una primera fase, digitalizamos la gestión de procesos: comercialización, compras, planificación, control de gestión, posventa, etc.”. Toda la información que genera está digitalizada y conectada, lo que descentraliza el dato y permite que todo el personal lo reciba al momento.

Sigue leyendo el artículo completo en El Confidencial.