VOLVER
Energía
25 abril, 2019
Avintia Energía, la fuerte apuesta de Grupo Avintia por las renovables

Avintia Energía, la fuerte apuesta de Grupo Avintia por las renovables

Grupo Avintia, compañía industrial puntera en el sector constructor-inmobiliario en nuestro país, lanza Avintia Energía, su nueva línea de negocio con una clara orientación hacia las renovables como parte de su futuro en el ámbito energético y en respuesta a su estrategia de diversificación. De esta forma, Avintia Energía nace con proyectos en desarrollo con un potencial de 752 megavatios y con el reto de crecer de forma orgánica un 20% anual, objetivo que se enmarca en la nueva estrategia de Grupo Avintia 2019-2023, periodo en el que contempla su evolución natural hacia el green business.

“Avintia Energía nace con la finalidad de promover, desarrollar, construir y operar proyectos de energías renovables bajo un modelo mixto de generación eléctrica diversificado. Para nosotros, esta nueva división es el primer paso dentro de nuestra filosofía ‘Avintia Green Thinking’, la estrategia transversal de largo alcance de Grupo Avintia para impulsar nuestro posicionamiento como compañía responsable, comprometida y preparada para afrontar los desafíos de un futuro más sostenible a nivel social y cultural-empresarial”, afirma Antonio Martín Jiménez, Presidente de Grupo Avintia.

El responsable de liderar el negocio de la nueva división será Joaquín Sanz López en calidad de Director General de Avintia Energía, línea que se introduce en el sector como promotor desarrollador, lo que abarca la construcción (epecista), operación y mantenimiento integral. Además, Joaquín Sanz trabajará en la transición energética del Grupo de cara a su puesta a punto para afrontar con éxito el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, propuesto por el Gobierno con una inversión superior a los 230.000 millones de euros hasta 2030. “Las energías renovables configuran un sector al alza no solo en nuestro país, sino a nivel mundial dada la creciente apuesta global por la sostenibilidad, lo que indica una evolución natural hacia una paulatina reducción de generación convencional. De hecho, en 2030, las renovables deberán cubrir en torno al 30% de la demanda”, afirma Joaquín Sanz.

El modelo de negocio de Avintia Energía está diseñado para cubrir toda la cadena de valor al abarcar servicios que van desde la ingeniería, desarrollo, ejecución y puesta en marcha de proyectos, lo que incluye pruebas y apoyo técnico en la operación y mantenimiento de las futuras instalaciones bajo estrictos parámetros de calidad, eficiencia y cumplimiento medioambiental, y sostenibilidad.

 

Puesta a punto ante un nuevo paradigma energético

Avintia Energía nace en una situación del sector energético en fase de modernización y transición en España, basada en el incremento de la sostenibilidad y amparada en el plan de disminución de la generación convencional, con el fin de dar respuesta a una cada vez más elevada demanda por parte del mercado y la sociedad en el marco del cumplimiento del Pacto de París y de los Objetivos de Desarrollo Sostenible fijados por la ONU, focalizado en reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y luchar contra el cambio climático.

Según la Asociación de Empresas de Energías Renovables, España es ahora el mercado renovable más atractivo y estable de Europa por sus regulaciones y recursos. De hecho, la razón de ser que actualmente tienen las energías renovables en nuestro país no es tanto el incremento de la potencia instalada como la sustitución de las fuentes de energía convencionales.

Por su parte, Red Eléctrica de España (REE) afirma en uno de sus últimos informes que la generación renovable ha significado el 40% de la producción total de electricidad en la Península, 6,4 puntos más que en 2017; y la generación eléctrica libre de emisiones alcanzó el 62,5% de producción total peninsular, frente al 57% del año anterior, lo que se traduce en una reducción de un 15% de las emisiones de CO2 a la atmósfera hasta los 54,2 millones de toneladas en todo el ejercicio. Así mismo, en 2018 la demanda eléctrica aumentó por cuarto año consecutivo, alcanzando un incremento del 0,4%. “Estos datos demuestran que nuestro país se encuentra en la senda adecuada en materia energética y que España es cada vez más renovable y menos dependiente de tecnologías contaminantes”, puntualiza Joaquín Sanz.