VOLVER
Sin categoría
12 junio, 2017
Reale Avintia Racing vuelve al Top-10 en Montmeló

Héctor Barberá ha salido sexto desde la segunda línea y, aunque en las primeras vueltas ha cedido algunas posiciones, poco a poco ha ido cogiendo ritmo y ha podido superar a varios rivales. Al final de la carrera ha mantenido una bonita lucha con el líder del campeonato, Maverick Viñales, al que ha conseguido superar en la última vuelta. Sin duda una gran forma de celebrar su carrera 250ª en el Campeonato del Mundo.

Su compañero Loris Baz también ha terminado duodécimo en una carrera muy dura, en la que además de combatir el calor, ha tenido que aguantar encima de la moto con algunos problemas físicos, por lo tanto, estos cuatro puntos tienen un sabor especial para el piloto de Reale Avintia.

Después de dos carreras consecutivas en Mugello y Barcelona, el Campeonato del Mundo de MotoGP se toma un respiro antes de volver a la acción en Assen dentro de dos semanas.

Héctor Barberá | P9 

“Estoy muy contento porque después de un inicio de temporada caótico hoy por fin hemos podido demostrar que hemos dado un paso adelante. Hay que olvidar las primeras carreras y seguir en esta línea. Hoy hemos salido sextos y hemos terminado novenos en una carrera que ha sido muy dura con tanto calor. Al principio Zarco me ha pasado muy fuerte en la chicane, me ha sacado fuera y he perdido contacto con el grupo. Es una pena porque si hubiésemos estado ahí podríamos haber hecho un poco más. Pero cada vez estamos más cerca, somos más competitivos y estoy adaptando más mi estilo a esta moto. Me está costando mucho y por eso me estoy machacando fuera de los circuitos para ser cada vez mejor. En las últimas carreras ya estábamos mejor, no hemos podido confirmarlo, pero hoy por fin hemos vuelto al buen camino. Ahora tenemos que seguir así en Assen y Sachsenring”.

Loris Baz | P12

“Ha sido una carrera durísima. La salida no ha sido buena, he tenido un tacto raro con el embrague y no he podido ganar ninguna posición. En las primeras vueltas he pasado a Abraham, Rabat y Iannone que iban más lentos, y después cuando estaba detrás de Viñales he tratado de conservar los neumáticos. Pero no ha sido suficiente porque al final no tenía nada de agarre. También he tenido un problema con el freno delantero, se ha puesto muy duro y con el problema que tengo en los brazos he llegado destrozado a la meta. Creo que hoy no se podía hacer mucho más, hasta el último tercio de la carrera he estado muy cerca del grupo de Héctor, Viñales y Crutchlow, pero he tenido que bajar un poco el ritmo al final. Lo positivo es que hemos sumado más puntos y espero poder hacerlo mejor en Assen».